miércoles, 15 de julio de 2009

Diarias


Gracias a la inagotable labor de Diego Parés puder ver un par de tiras que Podeti y Fayó hicieron durante 1990 (todo un año). En este recorte hay algunos ejemplos. Y también Leo Arias. La nota original acá.
Eso significa que hay más de 300 tiras, material suficiente para hacer tres libros increíbles.
Por favor señores editores de la Argentina: necesitamos libro compilado de estas tiras, así como libros compilatorios de todos los trabajos de estos autores.

12 comentarios:

Diego A. Parés dijo...

Yo estoy bregando porque Fayó me lleve a su archivo de cosas.
Pienso lo mismo que vos.

CALVI! dijo...

El tema es que (con alguna honrosa excepción) faltan libro Y editores.
Ya que estamos,
puedo pedir un libro con ilustraciones de Grillo, uno de pinturas de Grillo, el Dingo Romero de Lucas Nine, el Sónoman de Oswal, todo lo de Oswal, el libro de Apu, uno de Jorge Perez del Castillo, etc, etc...

Kioskerman dijo...

Sí, todos esos. Puff, la cantidad que podrían hacerse. Y eso generaría que haya cada vez más.

Dingo Romero lo leí prestado por Lucas.

Algunos más que se me vienen a la cabeza ahora:

- Cachimba completo. Sería un libro tipo "mesa de café", tapas duras, con absolutamente todo. Un pollo sin cabeza en la tapa.
- Café Pazos. Serían las historias cortas de Pazos en formato chiquito, como el fanzine que hizo con tapas serigrafiadas.
- Langer completo.
- Varela en formato tabloide

¿Y Alcatena? Todas esas cosas desnucantes que publica en su blog y que jamás había visto.

A los que quieran conseguir el excelente "La Argentina que ríe", quedan unos pocos ejemplares en una librería de Alsina y Bolivar. Es un libro imperdible y que está recontra agotado. Lo compré hoy.

Kioskerman dijo...

Y de Landrú!

CALVI! dijo...

Claro, esos,
y un todo Alcatena en muchos tomos!

Y uno con las historietas infantiles de Nine.
Y uno con todas las historietas del Niño Rodriguez.

mr.ed dijo...

hay que ponerse a editar esto YA (con "esto" me refiero a todo lo que hay por editar en el cómic argentino) Deberían juntarse y/o asociarse un puñado de autores (grosos, de los que publican a diario) y poner guita entre todos ellos para sacar adelante ediciones piolas y cuidadas.
Es difícil, pero más o menos hay como una idea común (editorial común es un buen nombre pero ya lo pensó primero el señor conejo).
en fín, no es más que una expresión de deseo.

Diego A. Parés dijo...

O no tan cuidadas ni tan piolas, con que esten buenas alcanzaría, pero la idea de la juntada ronda la cabeza de algunos que nos dimos cuenta que los editores, al menos los que hay ahora, son solo un intermediario entre la imprenta y nosotros, asi que, chau editores, va fangulo.
Igual nos da un poco de paja, somos medio quedaditos, no nos sobra nada tampoco. Pero la idea es esa.

Diego A. Parés dijo...

Ahora en tono de joda: Yo editaría un todo Fayó, en piel humana, tamaño triangular, de 500 páginas intercalando una de piel de negro, una de oriental y una de alemán.
Que venga además con una mesita para apoyarlo, con el café ya servido, y que no se pueda abrir, que sea solo para mirar la tapa, porque incluso estaría pegado a la mesa, pero quedaría lindo.Y la tapa en vez de Fayó la haría Chris Ware.
Valdría algo así como quinientos millones de dolares y se harían ejemplares numerados. 4 ejemplares se harían, uno para Bill Gates, uno para Benito Roggio, uno para Soros y uno se lo regalamos a los deudos de Michael Jackson.

Kioskerman dijo...

Diego,
Puede ser lo que decís de hacer algo directamente con la imprenta. Hoy me enteré que hay empresas a las que podés contratar solo para que te distribuyan. El tema es que tenés que asumir el costo de imprenta y de distribución y después el riesgo de, tal vez no vender nada.
Deberías tener un libro aparte que sepas que vende bien seguro y cuando te diste cuenta ya te convertiste en editor en vez de dibujante o artista, o escritor.
Pero la idea de enfrentarse solo a la imprenta y la distribuidora no deja de ser sugerente.

Yo prefiero tener las hojas sueltas y engrampadas a no tener nada. Porque leer en la pantalla no me gusta.

Me voy a soñar sueños psicodélicos.

Abrazo

Diego A. Parés dijo...

Por eso, entre varios, pagas la imprenta, como lo hacen Gastón y el Pola con la lule, con la diferencia de que ellos hacen el esfuerzo enorme de hacer una revista, en cambio por casi la misma plata, podes hacer un lindo libro.
Después hay distribuidores que o te pagan al toque o no, pero no hay que pagarles, ellos solitos se quedan con una buena tajada.
Lo que decís de que uno termina no dibujando para dedicarle tiempo a eso es cierto, lo pienso, pero yo pierdo el tiempo en cada boludez que bien podría perderlo en eso.

Kioskerman dijo...

Es un pensamiento interesante.
Pero sigo pensando que el riesgo de no vender o no vender mucho y perder toda esa plata, siendo tan chico economicamente uno, es demasiado y eso hace que tal vez vayamos a las editoriales.
Pero no deja de ser interesante lo que decís. Dave Sim el de Cerebus lo hizo, en otro país con otra economía, pero quién sabe, tal vez es cuestión de que alguien lo haga...

eleniop dijo...

berliac hay veces que te veo saliendo a la calle y encontrando que en diez kilometros a la redonda esta todo lleno de cascaras de banana... no es asi berliac... ademas despues de las cascaras de banana no hay ni un solo pedestal al que subirse... lo mas facil es que lo unico que encontremos sea un desierto

elenio elenio